jueves, 6 de junio de 2013

ENSAYO SOBRE FASE DE FORMACIÓN CIUDADANA

COMO SE ARTICULA EL TRABAJO DE CAMPO CON LA PRIMERA FASE DE FORMACIÓN CIUDADANA


El proceso de formación ciudadana que estamos desarrollando en la practica de responsabilidad social, responde a una apuesta ética de la Universidad Uniminuto que relaciona la formación ciudadana con los grandes problemas que enfrenta la sociedad, que son: La pobreza, la desigualdad, la exclusión, la injusticia social, las diferentes expresiones de violencia, la discriminación, la intolerancia, el respeto a la diferencia, la equidad de género, la acción colectiva, la cohesión social, la ecología y la incidencia política.  En este proceso el CED considera que si se desea transitar hacia una sociedad realmente democrática hay que reconocer que la dignidad humana es el eje central para  reconocer nuestros valores y que los sean respetados.

Están encaminados a fortalecer a individuos organizaciones y comunidades vulnerables, en sus valores conocimientos y habilidades, en responsabilidad social, ciudadanía crítica y activa para que se conviertan en agentes del desarrollo y protagonistas de su transformación social. Que cada individuo tenga sus propias opiniones frente a algo, que no se queden solo con las historias del pasado que creen nuevos ideales y los muestren a la sociedad de manera crítica e interactiva.

¿A quienes se va a llegar? a las organizaciones sociales y comunitarias donde los estudiantes deben de interactuar con ellos con ánimo de  cambiar el rol, pasar de ser estudiantes a ser profesores porque se va a educar de forma pedagógica, se van a desarrollar habilidades, destrezas, conocimientos, actitudes, emociones, y todo lo adquirido durante el proceso de formación, buscando que los beneficiarios sean los ciudadanos que necesitan de una manera más práctica la forma de manejar, administrar, organizar y distribuir sus negocios en el caso de los tenderos con los que se están trabajando.

Es importante que en el proceso pedagógico se utilicen diferentes estrategias de formar con amor, formar creativamente, formar cooperativamente, y a través de los procesos de aprendizaje relacionarse con los comerciantes, que tengan una mejor visión encaminada a mejorar sus condiciones de negocio.

Los estudiantes como educadores, tienen que estar preparados con respuestas de intolerancia o agresión, reactividad, resistencia, apatía o silencio que se puede ser generado por la persona a la que  se esté enseñando, deben estar preparados para todo, e incluso sin llegar a exagerar, hasta que pidan acompañamiento de la policía, porque hay ciudadanía ignorante que prefiere seguir haciendo las cosas mal, a que alguien le oriente cómo hacerlas.

Se puede concluir, que estamos en una sociedad donde hay mucha pérdida de valores, poca autoestima, discriminación por sexo por raza o religión, tienen la responsabilidad los estudiantes de la universidad minuto de Dios, de velar por estos acontecimientos  y formar políticas de sensibilización para que vuestros semejantes  cambien su mentalidad, y podamos ser un país más próspero y con mejores oportunidades.


¡MUCHOS ÉXITOS!